Cuidados gatos

¿Parásitos comunes en los gatos?

Publicado por
Jorge Sánchez
Compartir

Entre los parásitos más comunes se encuentran los parásitos internos en gatos, uno de los que más se suelen presentar son los parásitos intestinales; y son básicamente los mismos que en el perro, produciendo los mismos síntomas. Algunos son específicos de los gatos y otros son comunes con los perros.

Los parásitos redondos más comunes en los gatos los dividimos en dos grandes grupos: Ascáridos y Ancylostomas. Entre los parásitos planos los más frecuentes son Dipilydium caninum, y los géneros Taenia y Echinococcus. Además tenemos los Protozoos, que son microscópicos pero no por ello menos importantes. Destacan Isospora, Toxoplasma gondii y Giardias.

Debes estar muy presente ante algún síntoma anómalo de tu mascota pues esto puede ser señal de que presenta parásitos, ya sean internos y externos. En caso de no saber qué hacer, siempre es recomendable acudir a un veterinario de confianza para que diagnostique y te de una solución.

En el siguiente texto te hablamos de algunos de los parásitos internos más comunes en gatos y algunos de los síntomas que suelen presentar las mascotas al adquirirlos. Esperamos que este texto te sea de utilidad y que puedas cuidar de la manera indicada a tu amigo peludo.

Ascáridos

Dentro del primer grupo, tenemos a Toxascaris leonina y Toxocara cati, siendo éste último el más frecuente. Se transmite por ingestión de huevos, por lamido de zonas infestadas con heces o consumo de hospedadores intermediarios (roedores, aves, cucarachas,…). Tiene una fase migratoria en el huésped definitivo (gato) que pasa por pulmones (produciendo síntomas respiratorios) e hígado, hasta llegar a su ubicación de adulto, el intestino.

Allí se alimenta de los nutrientes, produciendo pérdida de peso, mal pelaje, retraso del crecimiento, distensión abdominal, vómitos o diarreas. En casos de grandes infestaciones pueden salir adultos al exterior a través de diarreas o vómitos, apareciendo como lombrices blanquecinas de hasta 10-18 cm de largo.

Así, un cachorrito de tres semanas puede tener adultos en el intestino, sin haber tenido más contacto que con su madre. T. cati puede afectar a las personas al ingerir accidentalmente huevos, principalmente por falta de higiene.

Ancylostomas

El más frecuente es Ancylostoma tubaeforme, y su forma de contagio es vía transplacentaria, a través de la leche, por ingestión de huevos por lamido o por alimentarse de hospedadores intermediarios (roedores, aves, etc.), e incluso a través de la piel, al caminar sobre zonas infestadas con larvas.

Los adultos viven también en el intestino, siendo de un tamaño entre 1-2 cm, pero se alimentan de sangre. Los síntomas que producen son anemia, sangre en heces o heces oscuras, debilidad, retraso en el crecimiento, e incluso la muerte si el cachorrito tiene una alta carga parasitaria.

Dipilydium caninum

Es bastante frecuente en gatos adultos, sobre todo si viven en el exterior y no están protegidos frente a pulgas. En este caso la pulga y el piojo son hospedadores intermediarios, y al rascarse el gato con la boca e ingerirlas, queda infectado.

La forma adulta del parásito se ancla en el intestino para evitar ser expulsada y se alimenta de los nutrientes de su huésped. Los huevos se expulsan en una especie de bolsa que se queda adherida al ano de los gatitos produciendo picores. Además provocan mal pelaje, pérdida de peso, retraso en el crecimiento, diarreas y dolor abdominal. En raras ocasiones se produce el contagio a los humanos.

Entrada Relacionada

Taenia

Estas parasitosis también son propias de animales adultos, ya que su contagio se produce al ingerir los hospedadores intermediarios, que en este caso son pequeños roedores. Se comporta de forma parecida al Dipilydium, el adulto se ancla en el intestino y va liberando segmentos cargados de huevos. Los síntomas suelen ser leves , los mismos que en el caso anterior. El aspecto en las heces es como de granos de arroz.

Echinococcus

Es poco frecuente en los gatos, pero es el que mayor importancia zoonótica tiene, al producir en el hombre una grave enfermedad conocida como el Quiste Hidatídico. En este caso el humano actúa como hospedador intermediario al ingerir los huevos, que se enquistan en los tejidos. Por este motivo es obligatoria la desparasitación interna en los animales domésticos (perros, gatos y hurones).

Protozoos

Hablamos en esta apartado de los parásitos microscópicos, más difíciles de detectar por que no son visibles. Son más propios de colectividades (criaderos, colonias, refugios…). Se produce el contagio por falta de medidas de higiene, por vía oral – fecal.

La Giardia produce diarreas intermitentes, con mucosidad y a veces con un poco de sangre. En animales con sistema inmunitario fuerte, puede ser asintomática. Isospora es más propia en cachorritos de colectividades y los síntomas varían desde diarreas amarillentas, mal pelaje, retraso en crecimiento, etc.

Toxoplasma, aunque es el menos frecuente en gatos domésticos, es el más conocido, debido a los efectos que producen en mujeres embarazadas. Los felinos son los hospedadores definitivos, siendo contagiados al ingerir hospedadores intermediarios infestados (roedores).

Eliminan huevos con las heces, de forma que el contagio se puede producir en los humanos por malas medidas higiénicas. Los síntomas en los gatos son variados y no de naturaleza digestiva (pérdida de peso, fiebre, signos respiratorios, oculares…).

Diagnóstico

La forma de diagnosticarlos a todos ellos, es siempre mediante un sencillo análisis de las heces realizado en la consulta de tu veterinario. Lo ideal es la prevención, comúnmente prevenimos los redondos y los cestodos por medio de productos aplicados de forma regular (mensualmente o trimestralmente).

Las medidas de higiene en colectividades son muy importantes para la prevención de todos los parásitos. En el caso de los gatitos, podemos empezar a administrar antiparasitarios a partir de las tres o cuatro semanas de vida, y se recomienda hacer desparasitaciones periódicas previas a las vacunaciones. La prevención frente a las pulgas es de vital importancia.

Consulta en tu veterinario acerca de los distintos productos que hay disponibles, este te dará una amplia gama de los mismo y tú elegirás el que mejor se acople a tus necesidades.

Puedes ver el vídeo aquí:

Jorge Sánchez

Especializado en redacción de contenidos para SEO en agencia de Marketing Online. Soy capaz de redactar de cualquier tema debido a mi formación en letras. Me he especializado en varios sectores durante mi trayectoria profesional. Día a día, voy cogiendo experiencia en otros temas para poder cubrir las necesidades de los clientes de la Agencia de Marketing en la qué trabajo. Además escribo de temas que me gustan a nivel personal, como el de este blog. Me apasiona redactar, si necesitas contenido para tu web, ¡yo soy a quién buscas!

Publicado por
Jorge Sánchez
Etiquetas: Parásitos

Entradas recientes

Tipos de peces para acuario

La cría de peces cada vez se convierte en una actividad más y más común.… Leer más

Consejos para cuidar a un pez exótico

Los peces son verdaderas y maravillosas mascotas para las personas que no tienen el tiempo… Leer más

Consejos para cuidar un perro en la ciudad

Normalmente la vida en la ciudad implica que el perro permanezca en el interior de… Leer más